El Claustro de la Edad Media en México. Centro Cultural Helenico

0


La Capilla Gótica y el Claustro Románico forman parte del Centro Cultural Helénico. Este conjunto, es uno de los complejos arquitectónicos más antiguos de la Ciudad de México.

Esta obra arquitectónica está compuesta por dos partes de distintos siglos, por un claustro románico del siglo XII y por una capilla gótica del siglo XIV. Sus piedras fueron labradas en España y fue construida entre los siglos XII y XIV, siendo esta, una joya del medievo.

Este conjunto fue rescatado y traído a México por el coleccionista Nicolás González Jáuregui y reconstruido en el sur de la Ciudad de México por Luis Ortiz Macedo en 1954.

La capilla de estilo gótico y el claustro, fueron construidas entre los siglos XII y XIV en Ávila, España. Ambos edificios fueron adquiridos por el magnate y coleccionista William Randolph Hearst, uno de los más poderosos empresarios en Estados Unidos por tener 28 periódicos nacionales. Hearst, cuya vida inspiró la creación de la famosa cinta fílmica Ciudadano Kane, de Orson Welles , compró la capilla junto con su claustro románico en los años 20.

Un equipo del poderoso empresario desmanteló la construcción y la llevaron en cajas en un barco dirigido a Nueva York. Las cajas fueron a parar en un almacén del puerto de Nueva York. En 1929, Hearst tuvo problemas financieros obligándolo a no poder retirar las cajas, las cuales ni siquiera habían sido abiertas. Años más tarde, los herederos del magnate, pusieron en venta el conjunto de piedras.

En 1954, el coleccionista mexicano Nicolás González Jáuregui compró las piezas del edificio y se lo llevó a México para reconstruirlo. El encargado de la reconstrucción fue el arquitecto, Luis Ortiz Macedo , quien es reconocido por sus obras de restauración, las más famosas: la del Palacio de Bellas Artes y la de la Rotonda de las Personas Ilustres.

El conjunto quedó ensamblado en lo que era el jardín de Jáuregui. En el proceso de ensamblaje se incorporó un marco traído desde Guanajuato del siglo XVII. Esto hace que el edificio sea una obra con diversos elementos artísticos. La construcción quedó conformada por tres partes principales: la capilla, los pasillos y el claustro.

En 1975, el edificio pasó a manos del gobierno de la Ciudad de México por los problemas financieros que tuvo Jáuregui entonces. En 1979, el Gobierno Federal donó el complejo al Instituto Cultural Helénico, fundado en 1973 por el obispo ortodoxo Pablo de Ballester.

Vía México Secreto guiado

Por PanchoVillaMx

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *